Shakespeare y Cervantes: 400 años y un solo corazón. Inglaterra y España Por esas curiosidades de la historia, estas dos grandes figuras de la literatura universal murieron en 1616. Los homenajes y la nutrida agenda de danza, teatro y música.

Por: Irene Hartman.

Algún pícaro (¿tal vez salido de las letras a las que nos referiremos?) quiso forzar el curso de la historia y difundió que ambos, William Shakespeare y Miguel de Cervantes Saavedra, murieron el mismo día, el 23 de abril de 1616.

Sería un mito genial. Como en el caso del llamado “Club de los 27” (varios músicos de primer nivel que fallecieron, todos, a los 27 años: Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain, Amy Winehouse…), los dos más grandes representantes de la literatura de Occidente le habrían dicho adiós a este mundo –igual que si hubieran hecho un estrafalario y meditado pacto– el mismo día.

Ahora que se cumplen 400 años de la muerte de Shakespeare y Cervantes, es un buen momento para salvar el detalle (pequeño, pero innegable) del par de días que separaron uno y otro acontecimiento. Los documentos del caso aclaran que el escritor español falleció a los 68 años, el 22 de abril, mientras que el inglés, por esos caprichos de la historia, tiene su fecha de muerte (joven, con sólo 52 años) desdoblada entre el 23 de abril del calendario juliano y el 3 de mayo, según el gregoriano.

Así que se viene un año de fiesta intensa en varios destinos de Europa, con muchas propuestas (ojo, varias ya arrancaron) para ponerse en contacto con la vida y obra de estos genios.

Por el lado de Shakespeare, la agenda parece inabordable en cantidad de opciones, pero es cuestión de organizarse y decidir si se prefieren las performances musicales y teatrales o, en cambio, las exposiciones, charlas y talleres a cargo de expertos shakespearianos que abordarán, desde la teoría, problemáticas comunes a los escritos del autor, dramaturgo y actor. O, claro, se puede elegir todo eso.

Entre los destacados que ocurrirán en Londres, Inglaterra (www.shakespeare400.org), donde el homenaje al autor inglés tiene su epicentro, hay un buen lugar reservado para los amantes de la música clásica.

El programa de la London Symphony Orchestra (algunas funciones serán en la iglesia anglicana St. Luke, un encanto arquitectónico del siglo XVIII) y la London Philarmonic Orchestra es más que completo. Pueden destacarse las interpretaciones de Macbeth y Ophelia Dances, ambas en el Royal Festival Hall de la capital inglesa.

El increíble edificio Guildhall (comenzó a construirse en 1411) también albergará programas, como un espectáculo de luz y sonido, con proyecciones temáticas 3D sobre la fachada más famosa de la construcción, titulado Son et lumière. Las primeras funciones son el 4 y 5 de marzo.

Ser y estar, esa es la cuestión

Desde luego habrá teatro (¡mucho teatro!). Una obra que se montará varias veces y en diferentes iglesias –una más imponente que la otra– es el clásico Henry V, en una adaptación de la compañía Antic Disposition.

Las puestas de otras compañías teatralas buscarán rescatar, desde la coyuntura, algunas líneas y personajes plasmados en las obras de Shakespeare. Es el caso de The Shadow King (versión de la consagrada King Lear) y de Kings of War , donde los personajes de Henry V, Henry VI y Richard III tomarán la forma de líderes políticos aggiornados.

También estará en escena una versión de Sueño de una noche de veranoy, para no perdérsela, Romeo y Julieta.

¡Lee “En el mes del amor, Verona es el destino“!

También hay cine para aprovechar. Para quienes nunca la vieron, una cita que promete es la proyección de la adaptación muda de Hamlet que dirigió, en 1921, el danés Svend Gade, con Asta Nielsen en el rol protagónico.

Los viajeros urbanos seguramente se prenderán en este plan: expertos del Museo de Londres ya están ofreciendo caminatas guiadas, focalizadas en lo que podría denominarse “rincones Shakespeare”.

Además se puede tomar alguno de los paseos embarcados por el río Támesis, enfocados, desde ya, en el autor. Estos planes son perfectos para matar dos pájaros de un tiro. Porque la capital inglesa, obvio, también hay que recorrerla.

Hacia los molinos de viento

Es justo mencionar que, comparando con Inglaterra, en España algunas voces anduvieron protestando por la menguada planificación oficial para desarrollar una agenda a la altura del IV centenario de la muerte de Cervantes.

Si bien es cierto que varias actividades descriptas en el sitio oficial (400cervantes.es) no están del todo abrochadas (les falta definir el dónde o no está precisado el cuándo), quienes viajen a España en 2016 pueden tomar nota de esta selección de las varias propuestas en agenda.

En materia musical hay para elegir. Por ejemplo, en Valladolid, la Orquesta Sinfónica de Castilla y León interpretará, en noviembre, Don Quijote (de Richard Strauss), y “La del alba sería”, suite de la ópera Don Quijote (pero de Cristóbal Halffter), para dos sopranos.

Bajo el título “Cervantes y después”, buscarán plasmar musicalmente algunos textos del autor desde una mirada actual: poemas de la novela pastoril La Galatea, del Viaje del Parnaso y, pasajes de las inolvidables Novelas ejemplares (como “El celoso extremeño” y “La ilustre fregona”).

Si te interesa el arte, “Pasá una noche en la habitación de Van Gogh”

A fines de abril, un día antes de la entrega del Premio Cervantes, en la Biblioteca Nacional de España, se hará el recital “El Quijote en el piano español contemporáneo”, a cargo de Marta Espinós.

En Castilla-La Mancha, otra serie de conciertos –del coro Alonso Lobo– ahondará en el rol de la música en el siglo XVI, un programa auspicioso, que reunirá creaciones de los ámbitos profano y litúrgico.

No pueden olvidarse las numerosas funciones previstas en varias ciudades de España del famoso ballet Don Quijote, a cargo de Compañía Nacional de Danza. Y además de exposiciones (ineludibles: en la Biblioteca Nacional, “Miguel de Cervantes: de la vida al mito” y, en el Instituto Cervantes de Madrid, las fotografías de “Miguel de Cervantes o el deseo de vivir”), habrá que considerar la agenda teatral.

Algunas funciones confirmadas son “Quijote. Femenino. Plural”, que narrará historias femeninas basadas en Don Quijote… (14/4 y 1/5, Teatro Español de Madrid); la propuesta “Los espejos de Don Quijote”, que revisará la compleja relación entre fantasía y realidad (abril, en Castilla-La Mancha); el programa cervantino dentro del 16° Festival Clásicos en Alcalá de Henares (del 9/6 al 3/7). Y las “Aventuras de Don Quijote de El Retablo y Delirivm Música”, en el marco del XX Festival Teatralia (12/4), también en Alcalá, por cierto, cuna del autor de Don Quijote .

Picada para dos

Imagínelos juntos, ¡Shakespeare y Cervantes en una misma mesa! Como no tenemos la foto, nos contentaremos con seguir las recomendaciones de la asociación española Acción Cultural (accioncultural.es) y comprar, apenas se presente –el 12 de abril–, un ejemplar de “Lunáticos, amantes y poetas, 12 historias inspiradas en Shakespeare y Cervantes”.

Este libro-homenaje reunirá una serie de relatos de escritores contemporáneos (seis de ellos de habla inglesa, y otros seis de habla hispana), vinculados, desde algún lugar, a la literatura de estos dos autores. La presentación del libro se hará en la British Library, en Londres.

Otra acción con la que se buscará entablar un diálogo, a propósito de la coincidencia de estos aniversarios, es el plan “Lunes de cine con Cervantes y Shakespeare”, en el Museo Casa Cervantes de Valladolid. El objetivo del programa es hacer un repaso por algunas de las muchas adaptaciones que llevaron la obra de estos dos inmensos autores a la gran pantalla.

Después habrá que volver a Londres. Y después a España. Para seguir celebrando la literatura.

get_img

 

Likes(0)Dislikes(0)
22.2.2016
 
1 Comment
  • Thena

    Fantastic article ! You havemade some very astute sttanmeets and I appreciate the the effort you have put into your writing. Its clear that you know what you are writing about. I am excited to read more of your sites content.

    Likes(0)Dislikes(0)

Escribe tu comentario